En la pandemia global en la que nos encontramos, alcanzamos la cifra de 27650 muertes en España, dejando esto a muchas familias con pérdidas de seres queridos. Mueren madres y padres y miles de niños españoles se quedan huérfanos de uno, de otro o de ambos. El gran problema estaría en que los más pequeños del hogar no llegan a comprender la muerte ni que no van a poder volver a ver a una persona cercana. Esto puede conllevar traumas consecuentes o conductas de rechazo e incomprensión. Por ello, aquí os dejamos una serie de pautas que deberían seguirse por parte de las personas más cercanas o a cargo del niño en estas situaciones para que el proceso de dueño sea más ameno y se logre seguir adelante.

Cómo contárselo al niño

No debemos ser demasiado directos o crudos a la hora de decirle al niño sobre la pérdida. Algunos creyentes podrían acercarse a un mensaje esperanzador como que “nos encontraremos en el cielo”, pero de otra forma se debería acercar poco a poco al niño a la muerte, diciéndoles que se ha ido esa persona en un largo viaje y que no volveremos a verla hasta dentro de mucho tiempo. Primero preguntarán cuándo vuelven, pero poco a poco se irán olvidando y conocerán más acerca de la muerte.

No llorar delante de los niños

Ellos ven el mundo a través de la gente de su alrededor, y si ven a llorar a alguien cercano caerán en esa desolación aun no conociendo la muerte

Compartir el sufrimiento

A pesar de evitar llorar y síntomas desesperanzadores, sí se pueden comprender y aceptar sentimientos de extrañeza o nostalgia del niño

Evitar funerales

Los niños, al no entender el concepto real de muerte no comprenderán el velatorio ni los sollozos de los familiares o amigos. Además, en el estado de alarma que nos encontramos existe un aforo limitado

Hay que transmitir que la vida sigue

Con ejemplos como que las hojas nacen y mueren pero el árbol sigue viviendo, o con plantas o animales cercanos que mueren, podemos ir acostumbrando al niño a este ciclo de la vida y transmitirles que la vida sigue

Expliquemos que la memoria sigue viva

Debemos recordarles las fotografías, los recuerdos juntos, que mantengan que, aunque no puedan ver más a esa persona querida, sí seguirá su memoria de ellos y lo aprendido

Calmarlos ante la idea de otra muerte

Sentirán por un tiempo que otras personas importantes para ellos van a morir también, pero por ello debemos tranquilizarles con la idea de que todo va a estar bien y no van a perder a nadie más por ahora

Nunca evitar preguntar

No hace falta ser directos o brutos con las respuestas, pero sí claros y sin eludir la realidad

Cementerios

Deberá pasar un tiempo antes de llevarlos

Apoyar al niño

Se tendrá que entender, apoyar y acompañar al niño durante todo su proceso de duelo

Gestoría asesoría en leganes grupo em gestión Inmobiliarias en leganés grupo em Gestoría de vehículos en leganes. Transferencias de Vehículos Empresas de Construcción y Reformas Quórum 2000 Construcción Empresas de Mantenimiento y Limpiezas en Madrid CB Villa de Leganés Academia Cronos LGN Noticias LGN Ocio LGN Radio QDR Comunicacion
Abrir chat